Buscan atraer turismo a Poza Rica

La Jefatura de Hoteles y Prestadores de Servicios Turísticos del ayuntamiento de Poza Rica, a cargo de Georgina Cortés Vázquez, dio a conocer que están estructurando por lo menos tres de una serie de rutas turísticas que pretenden detonar los atractivos de la región para atraer más visitantes a Poza Rica, que únicamente registra dos temporadas altas: Cumbre Tajín y Semana Santa.

En entrevista, Cortés Vázquez detalló que antes de la Cumbre Tajín la ocupación hotelera era del 15 al 20 por ciento, a raíz de Cumbre el porcentaje  incrementó alrededor del 50 por ciento, pero hay que aclarar que en el aumento influyó un “rebote” de los destinos de sol y playa.

Se estima que en Semana Santa haya un flujo importante del 50 al 60 por ciento, precisamente por las playas aledañas en los municipios de Papantla, Tecolutla, Tuxpan y Cazones, cabe resaltar que si bien en años anteriores se alcanzaba el 70 o el 80 por ciento, ahora se está diversificando la ocupación en varios destinos, no obstante, dijo, hoy por hoy, la accesibilidad de la autopista a México- Tuxpan significa una derrama económica importante para el municipio

La entrevistada recordó que el hospedaje en Poza Rica fue un éxito cuando se manejaba el turismo de negocios “y teníamos una ocupación importante del 80 al 100 por ciento, pero hace aproximadamente cinco o seis años empezó a la baja con todo el proceso de la cuestión del petróleo”.

A pregunta expresa sobre la  posibilidad de volver a registrar la bonanza económica de aquellos años, Cortés Vázquez consideró que sí es posible mediante estrategias de promoción de la atractividad turística que hay en el entorno de Poza Rica.

“Podemos estar no al 100, sino al 200 por ciento, pero tenemos que diseñar  productos”.

En ese sentido remarco la urgencia de que “el turismo tenga cara, hay que hacer diferentes rutas, por ejemplo, la Ruta de la Vainilla y definir quién la opera, o de la Canela o la Ruta de la Pimienta, todos esos recorridos pueden ponerle cara al turismo y cuando estén listas varias rutas podemos pensar en un nuevo repunte”.

Tenemos muchísimo potencial turístico en destino de sol y playa, en Tihuatlán el turismo religioso que hay que detonar, en los municipios tenemos el turismo de naturaleza que es muy fuerte y el turismo rural es la columna vertebral en la zona Norte, son herramientas que pueden diversificarse en más de 20 rutas.

“Tenemos muchísimo trabajo qué hacer, tenemos que ponernos las pilas, trabajar en equipo y dejar de lado las diferencias para conformar un gran equipo e impulsar el turismo de naturaleza”.

Ahora, dijo,  tenemos seis Rutas para empezar y tenemos que hacer una selección, jerarquizar la atractividad turística en los municipios, saber cuáles son los potenciales, impulsarlas y posicionarlas.

“Ya hay algo formado, algo que se puede divulgar y hacer plan de comercialización, estamos en las​ pruebas, en el ensayo y error, haciendo recorridos y diagnósticos e inventarios, en tres meses podrían estar listas”.

Las Rutas más avanzadas son la Ruta Jade, en Cazones, que forma parte de un contexto muy amplio denominado Joyas de la Naturaleza.

La Ruta Esmeralda, que está en Costa Esmeralda; la Ruta Turquesa, también está la de Tamiahua, todo forma parte de un gran circuito en destinos de sol y playa.

En lo que es la sierra totonaca y municipios aledaños que no cuentan con playas “hay mucha tela de donde cortar”.

La entrevistada abundó que es importante involucrar a la comunidad en las diferentes Rutas además de los prestadores de servicios y los empresarios, porque la gente puede enriquecer todas estas Rutas por el conocimiento de su historia, su gastronomía, sus usos y costumbres, de hecho invitó a participar a quienes tengan interés en aportar conocimientos para mejorar las mencionadas Rutas.

Gabriela Ruiz Serna/Reportera

Comentarios de Facebook