Festival Kani Tajín 2017: el festival infantil de la cultura y la identidad

Este sábado 29 de abril se efectuó el Festival Kani Tajín 2017, el cual fue reactivado por el gobierno del estado a través del Sistema Nacional de Desarrollo Integral de la Familia a nivel estatal, la Secretaría de Turismo y Cultura y el Centro de Artes Indígenas.

La cita fue en el Parque Temático Takilhsukut, en Papantla, y se hace coincidir con la celebración del Día del Niño. En el parque se conjuntaron talleres, juegos y espectáculos diversos como obras de teatro, cuenta cuentos y conciertos.

Por su parte, la dirección de comunicación del ayuntamiento de Poza Rica dio a conocer que el festival “busca que la infancia veracruzana se acerque, a través de la identidad Totonaca, a la diversidad de pensamientos y expresiones culturales que cada día dan vitalidad a Veracruz y a México”. De la misma forma se dijo que “este objetivo forma parte del modelo educativo del Centro de Artes Indígenas, que en 2012 fue nombrado Patrimonio Intangible de la Humanidad en la categoría de Mejores Prácticas por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)”.

La dirección de Comunicación añadió que los visitantes disfrutaron de más de mil 500 actividades lúdicas y por supuesto, de la ceremonia ritual de los voladores, que se mostró en la Plaza del Volador -en el caso de los vuelos de adultos-, y en la Casa de las Danzas para los vuelos de niños y jóvenes.

Cabe resaltar que la edición 2017 de Kani Tajín confirma a este festival como la celebración de mayor envergadura del Día del Niño en pro de la cohesión familiar y el fortalecimiento de la identidad cultural, ejemplifica la labor del DIF Estatal a favor del desarrollo cultural, muestra que los valores del Centro de las Artes Indígenas son la guía indispensable para el diálogo de identidades y hace del Norte de la entidad veracruzana un área de formación lúdica sin precedente.

La información oficial da un conteo de 15 mil asistentes, lo cual es un indicativo de la aceptación del festival por la población de la región. Aquí se congregan visitantes de Poza Rica, Papantla y Coatzintla, principalmente, aunque su alcance es mayor ya que se vieron turistas de Puebla y de la Ciudad de México.

Es de notar que la organización dentro del parque estuvo adecuada para la ocasión, ya que incluso se contó con los llamados Puntos de Hidratación, donde se regalaba agua a los asistentes para prevenir la deshidratación tanto en niños como en adultos.

Con excepción de algunos juegos, la mayoría fueron gratuitos y los niños los disfrutaron como solo ellos saben hacerlo. También hubo un pequeño desfile de una banda de guerra con pequeñas bailarinas que fueron muy bien recibidas por los asistentes.

A pesar de esto, en palabras de algunos concesionarios de alimentos y bebidas, la asistencia actual sigue en número bajos con respecto a años anteriores. Esto es debido a la crisis económica de la región y a la poca difusión del evento actual.

Sin embargo, esperan que el festival siga presente el próximo año y continúe afianzándose como el mejor festival infantil del norte de Veracruz.

Redacción y Fotografía: Luciano García

Comentarios de Facebook