“Poder Campesino Y Popular” Solicita Su Registro Como Nueva Corriente Del PRD

Acredita alrededor de cien mil afiliados que pertenecen a la Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas, CODUC
  • El PRD perdió su brújula ideológica, afirma su coordinador nacional

Con la propuesta de impulsar un proyecto alternativo al neoliberalismo imperante, que tiene a México en el último lugar en el Índice para una Vida Mejor de los países de la OCDE, así como recuperar el origen ideológico del PRD, la agrupación “Poder Campesino y Popular” (PCP) solicitó su registro como nueva corriente de ese Partido.

Al hacer la solicitud a la dirigencia del Partido, el coordinador de la agrupación, Jorge de la Vega Membrillo señaló que cuentan con alrededor de cien mil afiliados en todo el país que militan en la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas, CODUC.

En un evento presidido por la presidenta del PRD, Alejandra Barrales y el Consejero Jurídico de la CDMX, Manuel Granados, el coordinador del PCP dijo que las corrientes internas han hecho del PRD una federación de pequeños partidos que se han convertido en grupos de intereses donde las elecciones a cargos de representación popular es su único fin para satisfacer intereses particulares y no los de la sociedad; “han convertido la afiliación y elección de dirigentes en instrumento clientelar y de control político, haciendo de la dirigencia nacional una instancia centralista, al grado que hoy el Partido está en franca descomposición ideológica; distanciado de la lucha social, que es la esencia de la izquierda” abundó.

 

En el auditorio Valentín Campa del PRD, al que asistieron los dirigentes de CODUC, Marco Antonio Ortiz Salas y de la UNTA, Álvaro López Ríos, Jorge de la Vega dio a conocer el posicionamiento de la nueva corriente y expresó que ésta surge con una propuesta alternativa para recuperar a la militancia que ya no se siente escuchada por un Partido que hace tiempo “perdió su brújula ideológica”.

El modelo de Partido, -con corrientes que tienen más facultades que las instancias partidarias, dueñas de un pedazo del territorio nacional, que condicionan la participación política de la militancia a la pertenencia a alguna de ellas, atendiendo al interés coyuntural inmediato-, está agotado; no cumple con las expectativas más sensibles de la ciudadanía. Esto, en la opinión de la sociedad, ha convertido al PRD en reproductor de los mismos vicios de gobiernos neoliberales, y ha ido perdiendo credibilidad y confianza del electorado, porque no encuentra representada sus aspiraciones en la práctica política de esta izquierda, sentenció.

 

En el camino, criticó el coordinador de PSP, la mayoría de sus dirigentes han asumido una orientación pragmática, abandonado los principios que le dieron origen; es decir, la lucha en contra de las desigualdades, la impunidad, la corrupción y la injusticia como elementos que los vinculaban con la sociedad y sus movimientos para lograr las grandes transformaciones que el país requiere.

 

“Este abandono de los principios tuvo un parteaguas, la firma del Pacto por México. Ello postró al PRD ante el sistema político mexicano, dejando el destino de México en siete iluminados que decidían con su mayoría parlamentaria lo que aprobaba, en la anterior Legislatura, el Congreso de la Unión. Por ello hoy nos definimos como un equipo político de izquierda, federalista, democrática y revolucionaria que, en su momento, nos deslindamos y desconocimos los acuerdos que la dirigencia hizo con el sistema”.

 

Tenemos la confianza, dijo, de que el PRD aún es un proyecto rescatable y viable para la transformación del país, pero debe reorientar su lucha y retomar su responsabilidad como el Partido más representativo de la izquierda para lograr la unidad de la misma y reencauzar la aspiración social de construir en México una sociedad más igualitaria, más equitativa, tolerante, incluyente y respetuosa de la diversidad política e ideológica.

Comentarios de Facebook