Todo es posible con determinación -Lorena Elizabeth Santiago Ochoa.

Lorena Santiago ha superado obstáculos gran parte de su vida: cuando era joven le dijeron que perdería el oído, pero se negó a aprender el lenguaje de señas y se comunica verbalmente.

Cuando se tituló en finanzas le cerraron las puertas por ser sorda, pero Lorena empezó a buscarse sustento elaborando accesorios. Publicó su primer libro, luego quiso escribir poesía y le dijeron que no servía para eso, pero se inscribió en un taller, además de vender tamales y mixiotes para publicarlo, este martes lo presentó en el marco de los eventos para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

La autora presentó su poemario Estaciones de una Dama en la terraza del palacio municipal, acompañada de Víctor Manuel Benavides, secretario del ayuntamiento, Norma Arango, directora del Instituto Municipal de la Mujer y funcionarios municipales y estatales.

En breve entrevista para Foro Poza Rica.com, la escritora detalló que para hacer poesía tuvo que entrar a un taller, “Luis Navarro me retó a hacer poesía y estando allí me dijeron que yo no servía para poseía, que yo era más narradora, sin embargo quise experimentar la poseía porque siento que puedo”.

Tuve que estudiar -añade- tuve que darme ideas y medir las emociones, eso es muy importante para sensibilizar a la gente.

El poemario erótico Estaciones de una Dama concentra más de 70 poemas, como Sin ropaje en el alma, Cocinada a la antigua, Epidemia por mi, Atrévete insolente, Pecadora original, Riega tu campo y Alucinación óptica, por mencionar algunos.

Santiago Ochoa indica que tal vez su poemario no es perfecto “porque creo que nunca se escribe a la perfección, pero sí está mejor hecho que el primero”.

Dos años atrás, en 2014, Santiago Ochoa publicó su novela Volando en silencio hacia la libertad donde narra parte de su historia, son 13 capítulos en los que se va viendo el desarrollo de una mujer, explica.

Escalé un espacio más alto es donde me doy cuenta de que puedo salir adelante porque no tenía nada, empecé de cero, después de haberme divorciado tuve que escalar fuerte para estar ahorita donde, considero, voy ganándome poco a poco, es parte de este libro, ganar mi propia vida, expresa.

Y es que para imprimir este libro Lorena elaboró pulseras y accesorios para vender y cuando vio que no era suficiente vendió tamales y mixiotes, “para cumplir mi sueño, estoy consciente como mujer que debemos salir adelante y abrir los canales de crecimiento porque el hombre no nos puede minimizar jamás, nosotros debemos ser autosuficientes.
Todo es posible, claro. Yo tengo una carrera, soy titulada de licenciatura en finanzas, pero al titularme perdí mis oídos y se me cerraron todas las puertas, entonces yo tenía que crear mi propia vida, mi campo de trabajo y eso es lo que estoy haciendo ahora. Me voy abriendo camino”.

Para la autora es importante conservar sus valores “y dejar buenos frutos en esta vida: mis hijos, lo que hago y lo que doy”.

Como parte de los eventos conmemorativos, a las 11 horas se llevó a cabo la conferencia Gestión emocional, empoderamiento de la mujer, a cargo de la especialista Virginia Miranda Montiel, a la que asistieron decenas de mujeres que abarrotaron el auditorio Rafael Hernández Ochoa.

También se inauguró la exposición fotográfica Mujeres extraordinarias, a cargo de Edgar Rodríguez.

Gabriela Ruiz Serna- foropozarica.com

Comentarios de Facebook