Era suya y la dejaron ir: No había orden de aprensión para Karime Macias

En un primer momento el jefe Stu Velasco, subdirector de la Policía Nacional Civil de Guatemala, reveló que también estaba bajo custodia.

Karime Macías, la esposa del ex-gobernador de Veracruz, Javier Duarte, no fue detenida en Guatemala, porque no hay un pedido internacional de captura en su contra, según el comisario Ronaldo García, jefe de la unidad de Interpol en este país.

Esto se da a conocer a pesar de que en un primer momento el jefe Stu Velasco, subdirector de la Policía Nacional Civil de Guatemala, reveló que Karime Macías, la esposa del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, también estaba bajo custodia.

En febrero pasado, las autoridades mexicanas descubrieron bienes adquiridos por el exgobernador y su esposa y pistas de propiedades en México y Europa que, sospechan, fueron adquiridas con fondos obtenidos ilícitamente. Los registros de las propiedades aparecían anotados por Macías, según lo reveló el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Una de sus anotaciones incluía la frase, “merezco abundancia”. Aunque después del hallazgo Yunes dijo que habría “nuevas líneas de investigación” contra Macías, dos meses después éstas no habían justificado una solicitud internacional de captura contra la expresidenta del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Mientras tanto, en Guatemala el jefe de la Interpol confirmó que Duarte estaba en compañía de su esposa y otros familiares a quienes no identificó cuando fue detenido en Panajachel, Sololá (a 140 kilómetros de la capital guatemalteca), el 15 de abril por la noche.

Sin embargo, García explicó a Proceso que Macías no fue aprehendida porque la solicitud de México no incluía su detención ni extradición.

El jefe de la Interpol en Guatemala reveló que Duarte ingresó al país de manera ilegal, aunque admitió desconocer si la policía le incautó algún documento falso.

“Su esposa y sus otros familiares sí ingresaron legalmente al país y tenían sus documentos en orden”, afirmó García. Además, confirmó que las autoridades le seguían la pista desde hace por lo menos tres días.

En México, el exgobernador de Veracruz es sospechoso de participar en hechos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

En noviembre de 2016, un hombre fue detenido en Tapachula, Chiapas en posesión de dos pasaportes falsos con las fotografías de Duarte y su esposa, pero con los nombres falsos “Alex Huerta del Valle” y “Gabriela Ponce Arriaga”.

La persona detenida, Mario Medina Garzón, dijo en ese entonces a las autoridades que Duarte y su cónyuge “buscaban cruzar (la frontera) lo antes posible a Guatemala”.

García subrayó que la coordinación entre las autoridades de México y Guatemala permitió la ubicación de Duarte y su captura.

La prensa local reportó que un funcionario de la fiscalía mexicana telefoneó al exgobernador a la habitación del hotel donde se encontraba (La Riviera de Atitlán) para notificarle que lo habían localizado, y que debía salir a un área común del hotel para ser capturado.

Duarte obedeció. Horas después, la Policía lo trasladó a la cárcel de Matamoros en la capital guatemalteca, donde guardan prisión preventiva reos de alto perfil, y otros cumplen condenas.

La única frase que Duarte ofreció a los periodistas que presenciaron su captura fue, “no tengo comentarios, gracias”.

fuente: Julie López / proceso.com.mx

Comentarios de Facebook